2 junio, 2020

DESMONTAMOS LOS MITOS DE LA COMPRA PROGRAMÁTICA

1. NO SE UTILIZA SOLO EN CAMPAÑAS DE PERFORMANCE

La compra programática no es otra cosa que una forma de comprar medios, formatos y soportes; por lo que también podría encajar perfectamente en una campaña de branding. Es un tipo de compra que nos permite adquirir perfiles de audiencia, buscando a nuestro buyer persona por su forma de navegar online en vez de tener que planificar los sites.

2. ES MÁS QUE UNA COMPRA DE PERFILES DE AUDIENCIA

Aunque esta sea su mayor ventaja, también nos posibilita adquirir sites concretos o incluso páginas de contenidos afines. La falta de información sobre brand safety no debería penalizar esta gran evolución en la forma de planificar, ya que gestionando de forma correcta el entorno podemos seguir garantizando la seguridad de la marca.

3. VA MÁS ALLÁ DEL BANNER ESTÁNDAR

La forma en la que aparecemos también afecta a la percepción de nuestra marca, así que debemos escoger entre los diferentes formatos dependiendo de los objetivos. La clave está en saber combinar los formatos clásicos con nuevas opciones como rich media, native ads o audio online para lograr una mayor viewability de la campaña.

4. NO CONTEMPLA SOLAMENTE GOOGLE ADS

Tener acceso a varias herramientas de compra, llamadas DPS, nos permite medir constantemente y encontrar la mejor alternativa para cumplir con nuestro objetivo: adform, mediamath, google marketing, platform, xandr, amazon… Hay vida después de Google Ads.

5. LA IMPRESIÓN Y EL CLIC NO SON SUS ÚNICAS FORMAS DE MEDIR

La compra programática nos ofrece grandes posibilidades de medición para conocer en tiempo real los resultados de nuestra campaña. Lo más importante es saber cuáles son los KPIS según el objetivo buscado.

¿Preparamos juntos la lista de la compra?