El valor de las personas_Sergio García

EL VALOR DE LAS PERSONAS EN LA ERA DE LA AUTOMATIZACIÓN Y LA IA

Desde nuestro departamento digital, Sergio García reflexiona en este artículo para Marketing News sobre el valor de los equipos en el mundo de la publicidad digital

En el mundo de la publicidad y, especialmente, en el de la publicidad digital, donde la tecnología, la automatización y la inteligencia artificial (IA), entre otros, avanzan sin parar, es tentador obviar el valor que aporta el factor humano en todo este universo tecnológico. 

Si bien la tecnología puede brindar eficiencia y escalabilidad, son los profesionales, las personas, los que aportan el corazón y el alma a los proyectos. Toda estrategia y acción que queramos llevar a cabo requiere de una creatividad y sensibilidad que solo el ser humano puede ofrecer. Además de una visión global que permite definir y unir todas las palancas necesarias en pro de los objetivos. Ahora bien, nadie pone en duda que la automatización y la IA han revolucionado y ayudado a la forma en la que gestionamos las campañas publicitarias digitales hoy en día. Y esto es solo el principio. Los avances de estas tecnologías son incesantes y hacen que todos tengamos que ir adaptándonos de una manera ágil para estar preparados para lo que viene. 

Basta con darse un paseo por Google Ads o Meta y ver cómo estas herramientas ofrecen, gracias a sus algoritmos de aprendizaje automático, una serie de ventajas como la optimización en tiempo real, la capacidad de segmentación avanzada o la eficiencia en la gestión de campañas a gran escala.

«Sin embargo, y pese a que todas estas tecnologías pueden realizar tareas repetitivas y analizar datos a velocidades vertiginosas e inalcanzables para las personas, también es cierto que no pueden aportar ese conocimiento profundo de la marca o del cliente y ese “cariño” que nos hace únicos. Porque, al final, la publicidad en cualquiera de sus vertientes y facetas sigue y seguirá siendo de, por y para personas.»

Sergio García

Cap d'Operacions Digitals, AVANTE

En el caso de los traders, que es lo que me toca más de cerca en AVANTE, una de sus principales fortalezas es su capacidad para analizar, plantear, comprender y ejecutar una estrategia en su conjunto. No se limitan solo a la gestión de pujas o palabras clave, tienen una visión completa de los objetivos y de cómo la publicidad digital y todas las herramientas a nuestro alcance pueden encajar como un puzzle. Esto permite tomar decisiones que van más allá de los algoritmos y de los análisis de números fríos. 

Otro elemento que distingue a los equipos digitales es la creatividad. La IA puede optimizar la entrega de anuncios con facilidad. Lo hará principalmente basándose en números, en estadísticas, pero carece de la capacidad de concebir ideas o mensajes que lleguen realmente al corazón de la audiencia. Y es que, aunque sea simplemente mediante el dictado de prompts a cualquiera del basto universo de IAs disponibles, somos las personas las que sabemos hablar con otras personas.  

Si entramos en el terreno de la optimización y la supervisión de estrategias y campañas, que es sin duda una parte esencial del día a día de los traders, estos están capacitados para identificar problemas sutiles, ajustar estrategias en tiempo real y tomar decisiones basadas en datos. Pero también teniendo en cuenta, entre otras cuestiones, la personalidad de la marca o el mero hecho de que no siempre los objetivos de los clientes van directamente correlacionados con aquellas acciones que logran las mejores ratios. Al final los datos no solo hay que tenerlos, también hay que traducirlos al idioma humano. 

Otro aspecto crítico y que a menudo se pasa por alto es la ética en la publicidad. Las personas son capaces de tomar decisiones basadas en un entendimiento claro de lo que es ético y lo que no lo es. Pudiendo así evitar prácticas publicitarias invasivas o engañosas y garantizar que las campañas sean éticas y respetuosas. Por su parte, la IA no tiene ese sentido de la ética y depende en todo momento de las directrices establecidas por las personas que la programan.  

En definitiva, no subestimemos el valor de los equipos, de las personas, tampoco en la publicidad digital. Su comprensión y visión estratégica, su creatividad, la supervisión constante, la ética y la capacidad de adaptación a todo tipo de factores internos y externos son elementos que no pueden ser replicados por la tecnología. La inversión en talento humano sigue siendo esencial para el éxito en este emocionante, cambiante y competitivo campo. Y como mejor ejemplo de todo esto, solo indicar que ha sido una IA la que me ha ayudado a sentar las bases de este artículo, y que ese texto condensando y frío que me devolvió la IA ha pasado por mis manos, mente y corazón para darle el toque humano y cercano siempre tan necesario. 

Artículo Marketing News_Sergio García

También te puede interesar…

VI Premios Paraugas

VI Premios Paraugas

Los Premios Paraugas 2021 ya tienen a sus ganadores Diseño, Marketing, Creatividad, Comunicación,...